Páginas vistas en total

miércoles, 17 de noviembre de 2010

Esperando la navidad

Regalitos con jabones en su interior.Elige los que más te gusten.

Arbolitos de Navidad


viernes, 5 de noviembre de 2010

Lavanda (Lavandula angustifolia)

El nombre de lavanda proviene del latín Lavare (lavar) por ser una planta utilizada durante mucho tiempo para aromatizar baños.

La lavanda es cicatrizante, regenerante, antidepresiva, ayuda a conciliar el sueño y tiene un buen olor.  Tiene propiedades antiinflamatorias y sedantes. Sus componentes (cineol, linalol, geraniol, limoneno y sabineno) le confieren propiedades antisépticas que la hacen muy eficaz en el tratamiento externo de las lesiones de la piel. Su riqueza en taninos le proporciona propiedades astringentes.

Aplicaciones: heridas y cortes, quemaduras, enfermedades de la piel (eccemas, psoriasis), picaduras y hematomas.

Sabiduría popular

-         La lavanda está dedicada a Hécate, la diosa de las brujas y los hechiceros, y a sus dos hijas circe y Medea. Y a pesar de esto se usaba, por ambiguo que parezca, para desviar el mal de ojo.
-         En el “lenguaje de las flores” la lavanda representa la desconfianza. Se cree que la víbora hacía de la lavanda su hábitat, por lo que quizás conviene acercarse con precaución a esta planta.
-         Los leones y los tigres se volvían dóciles con el olor de la lavanda.


 
Cocinar con lavanda y otros usos

Las hojas muy jóvenes resultan deliciosas en ensaladas y los brotes jóvenes son excelentes para condimentar estofados. Se trata, principalmente, de una hierba aromática y antiséptica, utilizada para “rociadas” sobre todo durante los tiempos de peste. El agua de lavanda es uno de los perfumes ingleses más antiguos, y el aceite de lavanda añadido al baño es un lujo de refresco y relajación.

Jabón de lavanda

La lavanda es cicatrizante, regenerante, antidepresiva, ayuda a conciliar el sueño y tiene un buen olor. Desde tiempo de los romanos la utilizaba para lavar las ropas y aromatizar sus baños.

Tiene propiedades antiinflamatorias y sedantes. Sus componentes ( cineol, linalol, geraniol, limoneno y sabineno) le confieren propiedades antisépticas que la hacen muy eficaz en el tratamiento externo de las lesiones de la piel. Su riqueza en taninos le proporciona propiedades astringentes.

Aplicaciones: heridas y cortes, quemaduras, enfermedades de la piel (eccemas, psoriasis), picaduras y hematomas.


jueves, 4 de noviembre de 2010

Jabón de levadura de cerveza

Es un tipo de levadura (Saccharomyces cerevisae) que se utiliza para la fabricación de la cerveza.

Posee elevada cantidad de proteínas y de hidratos de carbono y baja cantidad de grasas. Es una gran fuente de vitaminas del grupo B y rico también en minerales.

Es muy nutritiva para las personas con la piel seca, deshidratada y fatigada. Pero también posee propiedades equilibrantes, antisépticas y depurativas, por lo que está indicada en pieles con tendencia grasa. Atenúa las arrugas existentes y evita su aparición. Aporta luminosidad al rostro y aumenta el índice de hidratación de las capas superficiales de la epidermis. También acelera la reparación de las células dañadas por agentes externos como las radiaciones solares.


Jabón de algas

Este jabón fue el primero que hice con la técnica en caliente.

Jabón de algas

Las algas absorben del mar sales minerales, calcio, fósforo, yodo y vitaminas. Penetran en la piel facilitando su recuperación.

El yodo y el selenio proporcionan propiedades fungicidas, nos mantiene la piel libre de hongos. El yodo además es bactericida. Su riqueza en mucílagos le otorga propiedades astringentes y vulnerarias.

Por todo esto las algas marinas resultan útiles en el tratamiento de enfermedades de la piel como eccemas, heridas o úlceras que presentan dificultades en su curación.

Contraindicaciones: si estás embarazada o eres lactante consulta al médico sobre su uso, por el contenido en yodo.


miércoles, 3 de noviembre de 2010

Jabón de germen de trigo

El germen de trigo es muy utilizado en cosmética para el cuidado de la piel, especialmente del cutis. Por su riqueza en grasas se usa frecuentemente para la elaboración de cremas para la piel seca o mascarillas para las arrugas. Es rico en vitamina E que actúa como antioxidante.



Jabón de avena y miel

Jabón de avena y miel

La avena es un cereal rico en proteínas, grasas, hidratos de carbono, vitamina B1, B2, B3 y B6. Además posee calcio, hierro, zinc, silicio, fósforo, magnesio, potasio, cobre y sodio.

La avena tiene propiedades emolientes, hidratantes, relajantes para inflamaciones cutáneas, calmante de irritaciones, ayuda a mantener el ph natural de la piel, contiene antioxidantes por lo que ayuda a evitar el envejecimiento y proporciona un efecto sedante en la piel.

La miel proporciona una película protectora y transparente que contribuye a mantener la hidratación de la piel.

Por todo esto es un jabón muy apropiado para la psoriasis ya que alivia el picor que se produce.



miércoles, 27 de octubre de 2010

Jabón de leche de cabra y chocolate

La leche de cabra es un gran humectante esto significa que estabiliza el contenido de agua en nuestra piel. Es  rica en vitaminas A, D, B1, B2 y B12, minerales (potasio, cobre, manganeso y zinc) y proteínas. Aportan al jabón suavidad y cremosidad dejando la piel muy suave.

El chocolate tiene propiedades antioxidantes, hidratantes, nutritivas, reafirmantes y mejora la circulación sanguínea. Un masaje con jabón de chocolate facilita el drenaje de las capas profundas y superficiales de la piel, resultando adecuado en el tratamiento de la celulitis, sequedad, manchas en la piel, proporcionando más brillo al tener propiedades exfoliantes, hidratantes y vigorizantes.

Indicado para todo tipo de pieles, incluidas las de niños, las alérgicas, sensibles y aquellas que sufren de dermatitis y psoriasis. Por su capacidad humectante es muy utilizado para casos de deshidratación y sequedad.



Contiene en su composición aceite de oliva, aceite de coco, aceite de almendras, leche de cabra y chocolate.

sábado, 23 de octubre de 2010

Jabón corporal de café

El café aplicado de forma cosmética en el cuerpo tiene propiedades desintoxicantes, es excelente para el tratamiento de la piel de naranja por su poder diurético. Al ser exfoliante además elimina las células muertas.



Para el tratamiento de la celulitis masajear el cuerpo insistiendo en piernas, glúteos y abdomen durante unos dos minutos. Aconsejo usar una crema reafirmante después del baño, aprovechando que los poros de la piel están abiertos y la crema penetra mejor, con lo que  aumentamos su efectividad.

viernes, 22 de octubre de 2010

Jabón de arcilla verde y roja

La arcilla es un material mineral originado por sedimentación de rocas metamórficas. Desde hace siglos se ha utilizado como agente curativo natural en muchos lugares del mundo. Es especialmente indicada como cicatrizante de tejidos dañados, regenerante celular, antiinflamatorio y calmante.

Indicada para granos y acné, erupciones y ronchas, quemaduras solares. Es una gran regenerador de la piel.

Lleva aceite de oliva, aceite de coco y 4% de arcilla verde y roja.

martes, 19 de octubre de 2010

Jabón de anis estrellado y limón


Jabón de anis estrellado y limón, con aceite de oliva, aceite de coco y manteca de cacao.

Jabón de frutas del bosque

Jabón de frutas del bosque, con aceite de oliva y aceite de coco. Tiene un olor muy bueno a frutas ácidas.

lunes, 18 de octubre de 2010

Jabón de té verde.

Jabón de té verde y roiboos aromatizado con milflores y en la traza aceite esencial de limón.

Minijabones de sal, exfoliantes.

Jabón de cacao

Jabón de aceite de oliva, cacao y en la traza aceite esencial de limón.

Jabón de canela y limón

Jabón de margarina con incrustaciones de glicerina

Estos fueron unos de mis primeros jabones, en su composición llevan aceite de oliva, margarina, sosa, agua, incrustaciones de jabón de limón y aceite esencial de limón.

Leyenda del Monte Sapo

Según una antigua leyenda romana la palabra “jabón” procede del Monte Sapo que era un lugar donde los animales eran quemados como sacrificio a los dioses. El agua de la lluvia se mezclaba con las cenizas del altar dando origen a la lejía que a su vez reaccionaba con la grasa derretida de los animales y formaba jabón. Los romanos descubrieron que sus ropas quedaban mas limpias si las lavaban en las aguas cercanas a los altares de sacrificio.